¿Qué tipos de papeles pintados puedo comprar?

¿Qué tipos de papeles pintados puedo comprar?

El papel pintado se está convirtiendo cada vez más en una opción decorativa de lo más interesante. Esto se debe a la facilidad con la que puede ser colocado, incluso por el propio usuario y a las muchas ventajas que ofrece como por ejemplo, la comodidad de no tener que pintar cada cierto tiempo toda la casa. Por no hablar de los acabados estéticos que pueden conseguirse y con los que crear espacios únicos. Es por ello que podrás escoger entre una impresionante variedad de estilos el que mejor se ajuste a tu personalidad o a la de tus hijos ya que también hay papeles pintados infantiles. De esta forma podrás transformar completamente tu casa por un precio muy económico, dándole un toque totalmente distinto.

No obstante, no todos los papeles pintados son iguales por lo que debes pensar cuál es el que mejor se ajusta a tus necesidades y a las de tu hogar antes de hacer una compra precipitada, sobre todo si compras papel pintado online y no puedes verlo ni tocarlo. Por eso hoy vamos a explicarte los tipos que existen en el mercado para que puedas decidirte más fácilmente:

-Papel Ligero: es el más barato, pero también el más básico. No cuenta con ningún tipo de protección, con lo cual para que se conserve bien es necesario tener mucho cuidado para no rozarlo o mancharlo.

-Papel vinílico: una delgada capa de plástico cubre el papel y lo protege de la humedad. Muy adecuado para cocinas y baños y muy práctico para los dormitorios infantiles pues puede ser limpiado fácilmente con un paño húmedo en agua con jabón.

-De tela o fibra de vidrio: se trata de papeles pintados pesados muy resistentes la humedad y a las rozaduras.

Como puedes ver hay distintos tipos de papel pintado con características diferentes, por lo que además de la cuestión estética, es importante que tengas en cuenta otros puntos como la habitación dónde va a ser ubicado, ya que en una cocina o un baño el papel sufrirá mucho más debido a la humedad y a la suciedad por lo que en este caso el papel vinílico es la mejor opción. Incluso si tienes niños pequeños que puedan mancharlo, ya que de esta forma te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza.

No obstante, si no te gusta el acabado vinílico, siempre puedes dar un toque más sofisticado a las habitaciones de tu casa con el papel de tela o fibra de vidrio. En el caso de que tu presupuesto sea más ajustado, siempre puedes optar por la opción más económica, el papel ligero, pero ten en cuenta que es mucho más delicado por lo que solamente es recomendable para aquellas habitaciones que tengan un uso menor o donde no haya riesgos de ser roado o manchado con frecuencia.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código